Adaptarse a las circunstancias: la abeja y la mosca

“Una abeja y una mosca cayeron dentro de dos botellas vacías sin tapón. Al otro extremo de la botella había una luz encendida. La abeja se dirigía hacia la fuente luminosa por qué su instinto le decía que la luz significa “salida”, pero no podía salir por el culo de la botella, con el cual chocaba y chocaba, hasta que se agotó y murió. En el caso de la mosca, la luz por sí misma no quiere decir nada, así que volaba al azar de manera caótica, sin plan, sin estrategia, y cómo volaba en todas direcciones se salvó. De modo que, la abeja murió por exceso de instinto, de obstinación, de incapacidad de cambiar, de innovar, la abeja era prisionera de su pasado genético (el instinto), y de su pasado individual, la experiencia (el condicionamiento). La abeja creía que la salvación se parecía a lo que ya había vivido.”

abeja

Este es un pequeño cuento obra del filósofo francés André Conde-Sponville.

El filósofo concluye diciendo: “Adaptarse a las circunstancias es la sabiduría misma.”

Núria López – https://nuriascript.wixsite.com/nurialopezcama

Post relacionados

 

Anuncios
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Historias metafóricas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s