El árbol en la tempestad

arbol en la tempestad

Imaginemos que nosotros somos un árbol y las emociones son como una tempestad. El viento y la lluvia, representando la ira o los celos, por ejemplo, mueven las ramas, nos perturban. Pero, durante la tempestad, el tronco del árbol permanece firme.

Cuando experimentamos una emoción que nos perturba para recuperar nuestro equilibrio nos sostendremos en nuestro tronco, es decir, en nuestro cuerpo. Cerramos los ojos y respiramos profundamente, sintiendo nuestro cuerpo y observando lo que sucede en él. Experimentaremos poco a poco una sensación de paz y nos reequilibraremos.

Núria López – https://nuriascript.wixsite.com/nurialopezcama

Post relacionados

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Historias metafóricas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s