¿Qué es lo que motiva a las personas?

¿Cómo podemos conseguir que trabajen más y mejor? Se preguntan los empresarios. ¿Cómo podemos conseguir vender más? Se preguntan los publicistas.  ¿Cómo podemos conseguir que estudien más? Se preguntan los padres y profesores. ¿Cómo podemos conseguir que los votantes acudan a las urnas? Se preguntan los políticos. Y así, un largo etcétera.  Cada cual se formula esta pregunta por un motivo distinto pero todos tienen un fondo común: “mover a las personas”.

Numerosos investigadores han realizado estudios relacionados con la motivación personal. Uno de los pioneros es Maslow que en 1943 publicó, en el libro A theory of human motivation, su teoría de la motivación.

En mi opinión, la respuesta a la pregunta que da inicio a este artículo es bien sencilla. Lo que mueve a las personas es: El AMOR.  Y desmontaré la teoría de Abraham Maslow para justificar mi respuesta.

Según esta teoría,  existen cinco grandes etapas en la motivación de una persona, representadas en forma de pirámide.

Si  observamos la “pirámide de Maslow” comprobamos que:Pirámide de Maslox

  • La primera motivación de una persona es ganar lo suficiente para poder alimentarse él y su familia. ¿Qué mueve a esta persona? El amor hacia los demás.
  • La segunda etapa en la motivación es la seguridad, tener un techo dónde cobijarse él y su familia. ¿Qué le mueve? El amor hacia los demás.
  • En la tercera etapa la persona necesita relacionarse con sus semejantes. Busca amor.
  • En la cuarta etapa la persona necesita ser reconocida por sus semejantes. Busca amor.
  • En la quinta y última etapa la persona se busca a sí misma. Busca amarse a sí mismo.

Siguiendo esta argumentación tendríamos que: en las dos primeras etapas la persona da amor a los demás, en la tercera y cuarta busca amor en los demás y en la última aprende a amarse a sí mismo.

De modo que, la estructura de la pirámide, según mi parecer, debería ser distinta. Para amar a los demás es mejor empezar amándose a uno mismo, así que, la ordenación que yo propongo es la siguiente:

  Pirámide de Maslow invertida

Si en las primeras etapas de la vida aprendemos a amarnos a nosotros mismos podremos, en la vida adulta, tener una base sólida para dar amor a los demás y cubrir las necesidades fisiológicas y de seguridad. Como consecuencia de nuestro brillo interior y de nuestra generosidad hacia los demás, el reconocimiento y las relaciones sociales fluirán por sí solas.

Núria López – https://nuriascript.wixsite.com/nurialopezcama

Post relacionados

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Articulos y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s