Ambientes negativos

A pesar de que nosotros trabajemos la gestión de nuestras emociones, si nos introducimos en un ambiente donde predominan las emociones negativas tenemos altas probabilidades de “contagiarnos”. En ocasiones estamos inmersos en un ambiente con un elevado nivel de estrés del que no podemos “escapar”, por ejemplo esto sucede muy a menudo en el trabajo.

Imagina que vas caminando hacia el trabajo muy contento y relajado, disfrutando del contacto visual con los árboles, sintiendo el aire contra tus mejillas, sonriendo a los transeúntes con los que te cruzas… y llegas al trabajo y tu jefe te grita “¡Ven inmediatamente a mi despacho!”. Probablemente este primer golpe lo encajes bien porque llegas con “las pilas cargadas” y sepas gestionar la situación, pero después de 3 ó 4 horas viviendo en una situación de estrés constante, inevitablemente empezarás a sentir que tu energía va disminuyendo, y poco a poco te dejarás arrastrar por la emoción predominante en el ambiente. ¿Cómo puedes evitarlo?

AMBIENTES NEGATIVOSSi lo visualizamos como una enfermedad, lo más adecuado sería la “cirugía”, es decir, si es una situación que se produce habitualmente y nos crea un desgaste día a día, el primer planteamiento sería “cortar por lo sano”, por lo tanto abandonar ese ambiente negativo. Sin embargo, esto no siempre es posible, así que tendremos que tomar medidas. Algunas sugerencias son:

–  Responsabilízate. Evita verte a ti mismo como una víctima. Toma la decisión consciente de que vas seguir adelante y vivir en este ambiente nocivo, por lo motivos que
sean. Si te pasas todo el tiempo pensando “debería buscar otro trabajo” pero no
lo haces, no te estás responsabilizando de tu situación actual y desgastas una
energía preciosa que es vital para afrontar esta situación.

 –  ¿Por qué estoy aquí? Haz una lista con los motivos por los que has
decidido seguir trabajando aquí. Intenta que los motivos no sean sólo materiales,
“necesito el dinero”, sino profundizar un poco más y añadir algún otro más
existencial, por ejemplo “este trabajo me da la oportunidad de mejorar mi
tolerancia”. Recuérdate a menudo a ti mismo los motivos por los que has
decidido continuar.

–   Recárgate. Visualízate a ti mismo como una batería. Entras en la oficina con una
carga energética de 100. Márcate a ti mismo un nivel de alerta y revisa de vez
en cuando a qué nivel estás. Por ejemplo, por debajo de 75 es un nivel naranja
y por debajo de 50 un nivel rojo. Toma medidas al respecto. Por ejemplo, con un
nivel entre 75 y 50 cierro los ojos, respiro profundamente y evoco un momento
de mi vida que me provoque una emoción positiva o reviso los motivos por los
que puedo estar agradecido por la situación vivida. Con un nivel inferior a 50
salgo a tomar el aire cinco minutos.

–  Toma el aire. Muchas personas salen a fumar porque tienen la necesidad de nicotina.
Tú puedes salir porque tienes la necesidad de respirar y relajarte. Siempre que
lo necesites, sal y da una vuelta a la manzana. En esos cinco minutos relájate,
evita pensar y sé consciente del momento presente. Si sales a pasear para
recordar la “bronca” que te ha echado el jefe, no vas a recargar tu energía.
Intenta dejar tu mente en blanco. ¡Aprovéchalos al máximo!

–  Pausa café. Si tienes este ambiente negativo dentro del trabajo, no hace falta que
en tus minutos libres lo sigas respirando, cuando vayas a desayunar, o a comer,
escoge con atención los compañeros de trabajo con los que vas, y recárgate de
energía.

– Tarjeta de visita. Visualiza que todos los comentarios negativos que escuchas no están
dirigidos a ti como persona, sino a la identidad que representas en esa
empresa, a la persona que aparece en tu tarjeta de visita. Evita tomarte las
críticas como algo personal. Lo mismo ocurre con las críticas que oigas acerca
de los demás, están dirigidas a la identidad de la persona que ocupa el cargo.

–  Descontextualizar. Hay personas que puedan provocarte una emoción negativa, por su cargo, por su forma de comportarse, por la forma de gestionar sus asuntos… Intenta
visualizarlos en situaciones diferentes, familiares, de ocio, para así
descontextualizarlos de su rol en la empresa y verlos simplemente como una
persona que está desempeñando un rol (lo mejor que sabe o que puede).

–   Entorno positivo. Crea un entorno positivo en tu puesto de trabajo. Puedes poner
plantas, fotografías, cristales energéticos, etc. Cuando desvíes la vista y observes
alguno de ellos hazlo de forma consciente, evoca momentos positivos para
recargar tu energía. No se trata de crear un sentimiento de añoranza por lo que
podría estar haciendo o sentimientos de culpa por lo que he abandonado para
estar aquí, porque entonces te descargas. La idea es “estoy en el momento
presente” y evoco la emoción que sentía cuando estaba abrazando a mi hija para
“recargar las pilas”.

–   Obsérvate. Ya que estás en esta situación, aprovéchala para entrenarte y aprender
todo lo que puedas acerca de ti mismo y de los demás. Obsérvate y mejora tu
autoconocimiento.

–   Agradecimiento. No desees estar en otro lugar, sino estarás mirando siempre el reloj
esperando que sea la hora de terminar para salir corriendo. Agradece todo lo
que te está ocurriendo porque te está ayudando a crecer y madurar como persona.

–  Inmunízate. Emite emociones positivas que ayuden a contrarrestar las negativas del
ambiente. De esta forma te inmunizarás. Siente amor, compasión, agradecimiento,
felicidad, paciencia, confianza…

–  Contagia a los demás. Hemos dicho que las emociones se contagian. Si
emites emociones positivas a gran frecuencia puedes contagiar a las personas
que están a tu alrededor. ¡Pruébalo!

Núria López – https://nuriascript.wixsite.com/nurialopezcama

Post relacionados

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ejercicios y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s