Tendencia a recordar lo negativo

Tenemos tendencia a recordar con más frecuencia las experiencias negativas que nos ha sucedido y con menor frecuencia las positivas.

Esto es debido a nuestro instinto de supervivencia. Somos animales que estamos programados para adaptamos al entorno y antropológicamente nuestro cerebro está programado para recordar los peligros.

En la prehistoria teníamos este instinto para recordar cuál era el animal que era peligroso o la planta que era venenosa, para no volvernos a acercar a ella, y en la actualidad nuestro cerebro conserva todavía ese instinto.

recordar lo negativoPuesto que ya no vivimos en la selva, ese instinto más que ayudarnos puede perjudicarnos ya que puede ser una limitación a nuestro desarrollo personal. Pondré un ejemplo para verlo más claro.

Imaginemos que en el colegio, cuando éramos pequeños, hicimos una presentación en clase y nuestros compañeros se rieron de nosotros. Si nuestro cerebro mantiene grabada  esta experiencia negativa siempre que vayamos, ya en la edad adulta, a realizar una presentación, nos pondremos nerviosos, nuestra voz será temblorosa, y si una persona del público esboza tan siquiera una sonrisa nos entrarán ganas de salir corriendo de la sala.

Es probable que tengamos muchas cosas que decir, y muy interesantes, pero evitaremos las presentaciones en público porque nos producirán estrés.

Lo mismo sucede si hemos tenido una experiencia negativa con un profesor severo, una madre sobreprotectora o un compañero infiel.

¿Cómo podemos evitar que esos recuerdos negativos afloren a nuestra memoria limitando nuestra vida?

Os propongo varias técnicas que podéis utilizar de forma aislada o simultánea:

  1. Acumular experiencias positivas en relación al mismo argumento.
  2. Relativizar la experiencia negativa, es decir, quitarle importancia.
  3. Eliminar el sentimiento de culpa y perdonarnos a nosotros mismos.
  4. Aumentar nuestra auto confianza y auto estima.
  5. Agradecer y valorar la experiencia como una parte de nuestro proceso de aprendizaje.
  6. Revisar con sinceridad cuáles son los beneficios que nos genera mantener el apego a ese recuerdo negativo y luego soltarlo.

¡Espero que os sean útiles!

Núria López

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Articulos y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Tendencia a recordar lo negativo

  1. Pingback: Diferencia entre optimismo e irresponsabilidad | EL DESPERTAR DE LA CONCIENCIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s