Creencias limitantes

Un acorazado había estado de maniobras en el mar con tempestad durante varios días. La visibilidad era pobre, había niebla, de modo que el capitán permanecía sobre el puente supervisando todas las actividades.

Poco después de que oscureciera, el vigía que estaba en el extremo del puente informó: “Luz a estribor”.

“¿Rumbo directo o se desvía hacia popa?”, gritó el capitán.

El vigía respondió: “Directo capitán“, lo que significaba que nuestro propio curso nos estaba conduciendo a una colisión.

El capitán llamó al encargado de emitir señales. “Envía este mensaje: Estamos a punto de chocar; aconsejamos cambiar 20 grados su rumbo.

Llegó una señal de respuesta: “Aconsejamos que ustedes cambien 20 grados su rumbo.”

El capitán dijo: “Pero, ¿qué se ha creído? Contéstele: Soy capitán; cambie su rumbo 20 grados.”

Llegó otra señal de respuesta: “Soy marinero de segunda clase. Mejor cambie su rumbo 20 grados.”

El capitán ya estaba hecho una furia. Espetó: “Conteste: Soy un acorazado. Cambie su rumbo 20 grados.”

Llegó una última respuesta: “Soy un faro. Cambie su rumbo 20 grados.”

tempestad

¿Cuál es tu faro? ¿Cuál es la creencia que ahora mismo te está limitando?

Núria López – https://nuriascript.wixsite.com/nurialopezcama

Post relacionados

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Espacio de metacognicion y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s