Diferencia entre perdonar y olvidar

Vamos a ver la diferencia entre perdonar y olvidar a través del cuento de Neale Donald Walsch titulado “La pequeña alma”.

Érase una vez, en un lugar fuera del tiempo, una pequeña alma que le dijo a la divinidad:

          ¡Ya sé quién soy!

          ¡Maravilloso! Y, dime, ¿quién eres? – le preguntó la divinidad.

          ¡Soy luz!

          ¡Es verdad! Tú eres la luz – le respondió la divinidad.

La pequeña alma se sintió muy feliz por su descubrimiento, pero, pronto, saber quién era no fue suficiente. Sentía crecer en su interior una cierta agitación porque quería ser aquello que era. Entonces, regresó hacia la divinidad y le preguntó:

          Ahora que sé quién soy, ¿está bien como soy?

          ¿Quieres decir que quieres ser quien eres ya? – respondió la divinidad.

          Bien, una cosa es saberlo, pero en cuanto a serlo verdaderamente… Bueno, yo quiero entender cómo se siente siendo la luz.

          Pero es que tú ya eres luz – repitió la divinidad.

          Sí, pero ¡quiero descubrir qué se siente!

          Ya… – respondió la divinidad escondiendo una sonrisa – pero, hay un pequeño problema.

          ¿De qué se trata?

          Pues, no hay nada más que luz. Yo he creado solo lo que tú eres, en consecuencia no puedo sugerirte nada para sentirte quien eres, porque no hay nada que tú no seas.

          ¿Ehhh? – balbuceó la pequeña alma, que en aquel punto ya le costaba seguirlo.

          Veamos – dijo la divinidad – Tú eres como una vela en el sol y existes en medio de miles de millones de otras velas que todas juntas lo convierten en lo que es. Entonces, la pregunta es: ¿cómo puedes reconocerte en la luz cuando estás rodeado de luz?

          No lo sé. El creador eres tú, ¡dime una solución! – protestó la pequeña alma.

La divinidad suspiró y le explicó pacientemente que se llega a la percepción de las cosas cuando aparece su estado opuesto.

          No reconocerías que es el calor sin el frío, ni que es arriba si no existiera abajo, no sabrías que es la derecha si no existiera la izquierda, y tampoco que es el aquí y ahora si no existiera el allí y después.

          ¡Ah! Ya lo entiendo, entonces cuando vea la oscuridad descubriré que se siente siendo luz. Pero, ¿dónde hallaré la oscuridad?

En ese momento la pequeña alma miró a su alrededor y se dio cuenta de que estaba rodeada de muchas otras como ella, todas eran maravillosas, todas desprendían luz. Y entonces la pequeña alma se puso un poco triste pensando que no existía un opuesto para contrastar.

la pequeña alma

Un alma se le acercó y le dijo:

          No te preocupes, te ayudaré. Vendré en tu próxima vida y haré algo oscuro para que puedas ver tu luz. Haré algo terrible para que tú tengas la oportunidad de perdonarme y puedas descubrir que se siente siendo luz.

          Pero, ¿por qué harías eso por mí?

          Porque te quiero. Tú has hecho lo mismo por mí en otras vidas. Hemos bailado juntos muchas veces a lo largo de todos los tiempos. ¿No lo recuerdas? Hemos sido ambos la víctima y el agresor. Nos hemos encontrado otras veces ofreciéndonos el uno al otro la oportunidad perfecta para experimentar lo que somos realmente.

          Pero, ¿qué harás?

          ¡Ya lo veremos! Y, puesto que me tocará fingir que soy oscuridad, te pido a cambio un favor.

          Sí, claro, lo que quieras.

          Cuando me hayas perdonado, recuérdame quien soy en realidad. Porque seguramente habré olvidado quién soy, y podría perderme en la oscuridad por mucho tiempo. Y si no me lo recuerdas, tú también podrías olvidar quien eres, y entonces tendría que venir otra alma a socorrernos para recordarnos quién somos…

          No te preocupes, esto no sucederá. Te lo recordaré y te agradeceré por darme la oportunidad de experimentar que soy luz.

Así que el acuerdo se llevó a cabo y la pequeña alma inició una nueva vida, esperando que se produjera esa experiencia y agradeciendo el amor del alma que lo hacía posible. Y si alguna vez tenía dudas recordaba lo que le había dicho la divinidad: “no hay nada más que luz”.

Núria López – https://nuriascript.wixsite.com/nurialopezcama

Post relacionados

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Diferencia entre... y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Diferencia entre perdonar y olvidar

  1. ninzarindari dijo:

    Es lo más hermoso que he leído. Muchas gracias por compartirlo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s