Diferencia entre control y adaptación

Queremos controlar las cosas porque tememos lo desconocido. ¿Qué hay en lo desconocido que nos da tanto miedo? ¿Peligro? ¿Qué peligro? El concepto “desconocido” significa que no conocemos lo que hay ahí, ¿entonces?, podría haber peligro, o podría haber otra cosa.

Si lo pensamos bien, el futuro es desconocido, no tenemos la certeza de lo que va a pasar. Creemos que sí, que ejercemos un control sobre lo que va a suceder durante el día, pero en realidad podría ocurrir cualquier imprevisto, en cualquier momento, que lo descontrolara todo.

De modo que, si el hecho en sí de lo que podría pasar no es el motivo de nuestro miedo, ¿qué es lo que tememos? En realidad, nuestro temor se genera porque desconfiamos en nuestra capacidad de adaptarnos a esa situación desconocida.

Revisemos un momento cuál es nuestro proceso de adaptación ante un cambio. En general es el siguiente:

  1. En primer lugar se produce un espacio de “¿qué ha pasado?”, un instante de shock en el que no entendemos nada.
  2. Cuando nos recolocamos y somos conscientes de dónde estamos, pasamos a un momento de “¿por qué a mí?”, en el que lloriqueamos y nos enfadamos por lo que ha pasado.
  3. Luego sucede un momento de “¿quién tiene la culpa?”, y empezamos a buscar responsables de lo que ha pasado e incluso a buscar nuestra propia auto culpa.
  4. Seguidamente aparece nuestro yo más luchador que dice “¡voy a superar este obstáculo!”, y se pone las pilas para salvar la situación.
  5. Finalmente descansamos un poco, tomamos distancia y pensamos “¿qué puedo aprender de todo esto?”, entendiendo que todas las experiencias de vida sirven para aprender y crecer.

Por ejemplo, imaginaros, entro en mi casa y está inundada, primero me quedo paralizada, luego pienso “¡mierda, con todos los problemas que ya tenía, sólo me faltaba esto, llevo una racha…!”, luego pienso  “¡Seguro que ha sido el vecino, ya es la segunda vez que pasa, ahora subo y…!”, luego pienso algo parecido a  “Bueno, será mejor que me quite los zapatos y empiece a recoger el agua…” y empiezo a poner solución al problema, finalmente, cuando ya está todo recogido y he hablado con el vecino y con la compañía de seguros, me siento agotada y reflexiono algo así “¿qué puedo hacer para que no vuelva a ocurrir…?”

No es un proceso exactamente lineal, podemos ir saltando de una fase a otra, o permanecer anclados mucho tiempo en alguna de ellas. Podría estar recogiendo agua mientras sigo lamentándome de mi mala suerte, podría quedarme anclada en lo despreciable que es mi vecino, etc.

adaptacion al cambio

 

En general, las personas que se enfrentan a los cambios con tranquilidad pasan por las fases 1 a 3 de puntillas y saltan rápidamente a la 4 y la 5. ¿Cómo lo han conseguido? Generalmente se han entrenado mucho, se han expuesto tantas veces a situaciones desconocidas que han aprendido a hacerlo.

Por ejemplo, imaginaros que tengo que hablar en público y me da miedo porque no lo he hecho nunca. ¿Cómo podría salvar ese miedo a lo desconocido? Hablando en público. Cuando me exponga a la situación seré consciente en qué fase paso más tiempo. ¿Me he quedado anclada en la fase 1, descolocada en estado de shock mirando al público sin que salga una palabra de mi boca? ¿O quizás me he quedado en el paso 2 pensando “qué hago aquí, todos me están mirando, qué estarán pensando, estoy haciendo el ridículo, no soy capaz…”? ¿O en el paso 3 pensando “todo esto es culpa del micrófono, no se me escucha bien, y de la sala, es muy pequeña…”? Etc.

No es una ciencia exacta, cada cual lo vive a su ritmo, algunos necesitan exponerse 1 vez para aprender y otros 50. Pero si lo vivimos como un entrenamiento es más fácil no tirar la toalla. Si la primera vez que te arriesgas te quedas anclado en estado de shock y nunca más lo vuelves a intentar, no avanzas. Si lo vives como un entrenamiento, sabes que los primeros días vas a correr 5 minutos y te vas a agotar, pero que con esfuerzo y constancia vas a conseguir correr 10 minutos, después 15, después 20… hasta llegar a un momento en que consigues correr una maratón.

Núria López – https://nuriascript.wixsite.com/nurialopezcama

Post relacionados

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Diferencia entre... y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Diferencia entre control y adaptación

  1. Pingback: Vencer el estrés | EL DESPERTAR DE LA CONCIENCIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s